lunes, 11 de enero de 2010



Leo en Público que el gobierno va a financiar con más de 6200 millones de euros (es decir mas de un billón de las antiguas pesetas, concretamente: 1.032.920.000.000) a la Iglesia católica. En un país que se dice laico, que se dice que hay separación de iglesias-estado, dónde hay cerca de cuatro millones de parados en condiciones de vida extremas y dónde no todos los ciudadanos profesan ni comulgan ni esa ni ninguna religión, esta medida es simplemente una desvergüenza, un insulto y un despropósito. (Y esto sin contar lo que se llevan el monarca y su familia en oscuras cuentas a costa del erario público, las corrupciones por doquier, etc, etc....)

¡Que venga la III República!... o esto no habrá quién lo remedie...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada